fbpx

Bebidas alcohólicas en el plan de alimentación

Cuando comenzamos a mejorar nuestros hábitos de alimentación siempre queda la duda de como incorporar o evitar por completo las bebidas alcohólicas. Lo ideal sería no ingerirlas, pero de tener algún antojo hay alternativas que podemos considerar. 

 

Las bebidas alcohólicas pueden provocar aumento en peso por muchos motivos, pero los principales suelen ser los siguientes: 

  • Contienen calorías vacías, es decir, altos grados de alcohol y ningún nutriente. No obstante, esto no quiere decir que no existan bebidas con nutrientes. También suele mezclarse con alimentos y con otras bebidas inapropiadas. 
  • De esta forma, y de acuerdo con lo anterior, el alcohol puede provocar aumento en peso, mayormente, por factores como la comida que consumimos mientras bebemos, las combinaciones de bebidas realizadas (como las ricas en azúcares), los grados de alcohol, el momento del día o la constitución física de la persona. 

 

Recomendaciones para evitar aumento en peso bebiendo alcohol: 

  • Beber alcohol en ayunas engorda porque el organismo lo asimila mucho más rápido. 
  • Evita combinar bebidas alcohólicas con azúcar o refrescos, y opta por jugos naturales. 
  • No comas frutos secos salados ni dulces mientras bebes alcohol por varios motivos. Los frutos secos incrementan la sensación de sed, hacen que bebas más y, por tanto, te sientas hinchado. Los dulces, mezclados con alcohol, producen una auténtica bomba calórica para el organismo. En lugar de estos alimentos, escoge grasas saludables como pinchos de pollo, ceviche de pescado o guacamole casero. 
  • Evita los carbohidratos mientras bebes alcohol. 

 

Ten en cuenta que cada organismo es distinto y, por ende, asimila el alcohol de forma diferente. Influye tanto la edad como el tamaño corporal, el estado de salud o, incluso, la genética. 

 

La cerveza, a diferencia de otros tipos de alcohol, sí puede ser más eficaz a la hora de aumentar de peso. ¿Por qué sucede esto? Porque alrededor de un tercio del contenido calórico de una cerveza común proviene de la malta, un hidrato de carbono refinado que promueve aumento en peso. 

 

El vino es una de las bebidas alcohólicas que menos aporta en la ganancia en peso. Esto es así debido a su composición y proceso de elaboración. El vino posee grandes cantidades de polifenoles, compuestos bioactivos que actúan como antioxidantes naturales. 

 

Ahora bien, si te preguntas cuál es el vino que menos engorda debemos decir que es el tinto, puesto que contiene mayor cantidad de polifenoles frente a otros vinos, por lo tanto, sus beneficios para la salud se potencian. Eso sí, es importante tener en cuenta que el aporte calórico varía según el tipo fermentación (si el vino es seco, semiseco, semidulce y dulce), pues algunos contienen más azúcar que otros. 

 

Calorías por servicio de 3 onzas: 

  • Sidra: 42 calorías 
  • Cerveza ligera: 45 calorías 
  • Vino tinto: 65-125 calorías 
  • Vino rosado: 74 calorías 
  • Vino blanco: 85-120 calorías 
  • Champán o cava: 65 calorías 

 

Cócteles bajos en calorías: 

  • Bloody Mary: 120 calorías por cada ½ taza 
  • Daiquiri: 137 calorías por cada 2.5 onzas 
  • Mojito: 143 calorías por cada 6 onzas 
  • Cosmopolitan: 146 calorías por cada 3 onzas 
  • Margarita: 168 calorías por cada ½ taza 
  • Cuba libre: 185 calorías por cada taza 
  • Vodka tonic: 189 calorías por cada 7 onzas 
  • Tequila sunrise: 232 calorías por cada 7 onzas 

 

Bebidas alcohólicas con menos carbohidratos: 

Ahora bien, si la dieta que has elegido se basa en reducir los carbohidratos, puedes consultar a la siguiente lista de alcohol: 

  • Whisky, brandy, coñac, vodka, ron o tequila: 0 gramos, es decir no contienen carbohidratos y se pueden tomar en una dieta baja en los mismos. Recuerda que al combinar estas bebidas con azúcares sus valores cambian y ya no se aconsejan para consumirlas durante una dieta de adelgazamiento. 
  • Licores: 0 gramos, siempre que no contenga azúcar. 
  • Vino seco (tinto o blanco): 2 gramos. 
  • Casi todas las cervezas light: 2 y 5 gramos. 
  • Champán, vino espumoso: menos de 3 gramos. 
  • Chianti, Syrah, Petite Sirah, Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir: 4 gramos o menos. 
  • Clarete, Zinfandel, cerveza, por lata o botella de 33 cl: 5 gramos o menos. 
  • Riesling: menos de 6 gramos. 
  • Casi todas las cervezas normales: entre 6 y 8 gramos. La cerveza es complicada al seguir una dieta baja en carbohidratos, porque la cantidad de carbohidratos de una cerveza puede variar dependiendo de la marca. Aunque siempre puedes contar con opciones bajas en carbohidratos. 
  • Una copa de vino tinto o blanco: 200 gramos. Recuerda que algunos vino contienen más carbohidratos simples que otros, todo depende del proceso de fermentación. 

Referencias: 

(s.f.). USDA Food Composition Databases. Unidet States Departament of Agriculture. Recuperado el 16 de diciembre de 2020 de https://ndb.nal.usda.gov/ndb/search/list. 

(s.f.). Conteo de calorías – bebidas alcohólicas. MedlinePus. Recuperado el 16 de diciembre de 2020 de 

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000886.htm 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Gracias por suscribirse a nuestra lista de difusión, próximamente estará recibiendo actualizaciones de empleos, datos de salud e información sobre nuestros productos y servicios.