Cigarrillo electrónico

El cigarillo electrónico,  “e-cigarrillos” o “e-cigarettes”, “e-cigs”, “narguiles electrónicos” o “e-hookahs”, “mods”, “plumas de vapor”, “vapeadores”, “sistemas de tanque” y “sistemas electrónicos de suministro de nicotina” (ENDS, por sus siglas en inglés),(CDC, 2019) todos esos nombres diferentes comprende el elemento similar de la nueva era de consumo de tabaco.  Para identificar un cigarrillo electrónico tiene que verificar si tiene un cartucho de líquido, el cual su componente principal es la nicotina, la cual la mezclan con diferentes sabores para atraer al consumidor. La mezcla liquida con calor genera un vapor el cual libera las sustancias contenidas en el líquido. Al igual que otros tipos de tabaco, al liberarse la nicotina es donde el usuario comienza a sentir la saciedad y necesidad de continuar utilizando este tipo de tabaco. Al igual que el tabaco esta nueva tendencia también genera dependencia.

La nicotina, es el elemento del tabaco que crea la adicción no tan solo física, sino también social y psicológicos. Esta nueva tendencia de consumo refleja las tres áreas de adición ya que en el vapor genera el mismo efecto que el tabaco regular, por lo que el uso de esta variación se convierte en uno de los problemas de atención de salud pública.

Este elemento de tabaco se inicia desde el año 2003 donde el farmacólogo Hon Lik, desarrolla el cigarrillo electrónico (e-cig). Mas tarde en el 2007 llega a regiones estadounidenses donde se comenzó a mercadear como una forma para cesar de fumar. Desde dichas fechas se tenía poca información y se utilizaba como método para dejar de fumar, su acceso era limitado por su costo, sin embargo, cada vez fue haciéndose más accesible económicamente y atractivo a la vista, por el método de promoción y uso.

En Puerto Rico se ha observado una tendencia en bares y restaurantes de Vapping como algo socialmente aceptable y donde se utiliza para compartir. Esta práctica ha llevado a que la percepción de su uso sea una menos grave a nivel del daño a la salud. En una investigación reciente en Puerto Rico, (Melin et al, 2018) que recolectaba el conocimiento y percepciones de los cigarrillos electrónicos y las motivaciones para su uso: hablar con los fumadores (cigarrillos electrónicos y / o cigarrillos convencionales) y los no fumadores, confirmo que la población tiene la percepción de que este tipo de tabaco es menos dañino que el original por lo que lo utilizan para reemplazar el cigarrillo común o como parte de las técnicas para dejar de fumar.

La vigilancia a el consumo de este producto desato que el CDC publicara advertencias de los efectos graves a la salud que tiene el producto. Los efectos están relacionados a los componentes que tiene el aerosol del cigarrillo electrónico, de la nicotina es su principal componente el cual es adictivo, partículas ultrafinas que pueden llegar al pulmón, sustancias químicas que son cancerígenas y los sabores como diacetilo el cual está vinculada con enfermedad grave en los pulmones, también se ha encontrado metales pesados como níquel, estaño y plomo, así como compuestos orgánicos volátiles. En los principales daños a la salud es que puede afectar el desarrollo cerebral en los adolescentes por lo que pueden tener perdida de la atención, retraso en aprendizaje, cambios en estados de ánimo y/o control de impulsos, puede causar algunos tipos de cáncer y enfermedad grave del pulmón.

En Puerto Rico hay restricción del uso de cigarrillo electrónico al igual que el cigarrillo convencional a nivel del uso en lugares públicos (Ley Núm. 59 del 2011, enmendó la Ley Núm. 40 del 1993) también se prohíbe la venta a menores de 18 años (Ley Núm. 41del 2015) y está regulado la publicidad y promoción de todo producto que contenga tabaco (Ley núm. 92 del 2015). La Coalición para un Puerto Rico libre de humo en conjunto con el Departamento de Salud de Puerto Rico, continúa vigilando las tendencias y prácticas de este nuevo tipo de tabaco en conjunto con las iniciativas globales con el CDC. Así que hay un registro de casos ante el brote de lesiones pulmonares asociados al uso de cigarrillos electrónicos.  Aunque hasta 15 de octubre de 2019 en Puerto Rico no ha reportado casos (ver mapa: https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/severe-lung-disease.html#what-cdc-is-doing) , en la línea para cesar de fumar ofrecemos orientación sobre los signos y síntomas asociados a lesiones del pulmón, a través de la orientación para cesar de fumar en la línea de cesación Déjalo Ya a través del 1-877-335-2567.

Referencias:

Melin Kyle, Conte-Schmidt, Nelly, Martinez-Arroyo, Karol, Rosa-Perez, Kellymar, Soto-Aviles, Adriana E. & Hernandez-Muñoz, José (2018) Knowledge and Perceptions of E-Cigarettes and Motivations for their use: Talking to smokers (E-cigarettes and / or convenctional cigarettes) and Non-smokers in Puerto Rico. PRHSJ Vol.37 No. 3, septiembre, 2018. Paginas. 148-154.

What CDC doing. Outbreak of Lung Injury Associated with E-Cigarette Use, or Vaping Asesado el 22 de octubre de 2019 de https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/severe-lung-disease.html#what-cdc-is-doing

Secretaria de auxiliar para la promoción de la salud. Agosto 2019. Hoja informativa cigarrillo electrónico, recuperado de www.salud.pr.gov.

Levanthal AM, Strong DR, Kirkpatrick MG, et al. Association of electronic cigarette use with initiation of combustible tobacco product smoking in early adolescence. JAMA 2015; 314:700–707. doi:10.1001/jama.2015.8950.

Puerto Rico law #41-2015. LexLuris de Puerto Rico. Disponible en: Url: http://www.lexjuris.com/lexlex/Leyes2015/lexl2015041.htm. Asesado el 22 de octubre de 2019.

Puerto Rico law #92-2015. LexJuris de Puerto Rico. Disponible en: Url: http://www.lexjuris.com/lexlex/Leyes2015/lexl2015092.htm. Asesado el 22 de octubre de 2019.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *