Como ambientar tu área de trabajo remoto

Para muchos de nosotros en algún momento el trabajo desde el hogar o trabajo remoto era sólo un sueño o un deseo, lejos de la realidad.  Nuestra expectativa del trabajo desde casa es o solía ser, sinónimo de comodidad, ya que nos ahorraríamos el tiempo en el tráfico, tendríamos a nuestra disposición todo el espacio de nuestra casa, el código de vestimenta no sería tan exigente como en la oficina, etc.  Muchas veces no tomamos en cuenta los detalles importantes que necesitaremos de ser una posibilidad.

 

Debido a la crisis mundial de salud por la cual atravesamos, ese sueño se ha vuelto muy real en nuestras vidas.  Ahora tenemos que hacerlo con un enfoque diferente, lo hacemos más bien por nuestra seguridad y no tanto por la comodidad.  Lamentablemente, muchos de nosotros no nos preparamos para esta posibilidad ya que nunca habíamos pensado que fuera posible el poder hacerlo ya fuera por deseo o necesidad.

 

Mantener un buen ambiente y un área cómoda para trabajar es algo esencial.  Siempre hemos escuchado que necesitamos un espacio que sea apto para poder realizar nuestro trabajo de forma eficiente.  El trabajo a distancia o trabajo remoto no puede ser algo que se tome a la ligera, sino que debe ser algo bien pensado.  Tomarlo a la ligera puede traer serias consecuencias, tanto en nuestro desempeño como a nuestra salud.

 

La iluminación, la silla, la mesa o escritorio que utilizamos son algunos aspectos importantes a considerar.  Durante este periodo, en el que no tenemos acceso a todos los artículos que tal vez necesitamos es momento de improvisar inteligentemente.  Normalmente, en nuestro lugar de trabajo tenemos una silla ergonómica a la cual le podemos ajustar su altura, acomodar su espaldar y la inclinación, en adición a reposar nuestros brazos, etc.  Contamos con un escritorio espacioso, con todas las herramientas de trabajo y estamos rodeados por compañero de trabajo, colegas y colaboradores que nos ayudan día a día.  Nuestras interrupciones o distracciones son mínimas ya que todos nos encontramos enfocados en nuestra labor. 

 

En nuestro hogar, muchas veces no tenemos esas condiciones o herramientas y mucho menos cuando tenemos que retirarnos a trabajar desde casa con muy poco tiempo de notificación. En nuestro caso, no tenemos la facilidad de comprar muchos artículos que necesitamos para ambientar un área de trabajo en nuestro hogar, ya que los comercios están cerrados o no hay disponibilidad de esos artículos.  A continuación, te presento varias recomendaciones que puedes tomar en cuenta a la hora de preparar tu espacio, refrescarlo o mejorarlo.

  1. En lugar de cambiar de espacio cada día o varias veces en el día, selecciona un espacio en el hogar donde no tengas muchas interrupciones y no haya mucho tráfico, puede ser un rincón de tu cuarto o la sala. Esto te ayudará a visualizar ese espacio como uno de trabajo y no de descanso.  Asegúrate de que sea un área donde no tendrás distracciones y que tenga buena iluminación. 
  2. Puedes utilizar aromaterapia, algunos olores como los cítricos, la menta, el romero y el jazmín pueden mejorar tu estado de ánimo, ayudan con la memoria y en algunas ocasiones pueden mejorar tus niveles de energía.
  3. Selecciona una mesa que tenga espacio suficiente para colocar la computadora, el teclado, herramientas de trabajo y que puedas hacer anotaciones cómodamente.
  4. Elije una silla, lo suficientemente cómoda para poder trabajar en la mesa/escritorio en la cual puedas mantener una buena postura. La silla debe tener la altura adecuada para que puedas colocar tus brazos correctamente al utilizar el teclado de tu computadora y que puedas tener las piernas en el ángulo correcto. 
  5. Levántate cada vez que tengas la oportunidad para estirar las piernas y los brazos, de forma que puedas mantener una buena circulación y liberar la presión de tu espalda, cintura y caderas.

 

Posición incorrecta vs. posición correcta

Es sumamente importante que tengas un área de trabajo apropiada no solamente por el asunto de productividad, sino, por tu salud. No es necesario que hagas una inversión monetaria grande para comenzar a hacer los ajustes mencionados. Puedes empezar con cosas sencillas con materiales que tengas disponibles, por ejemplo, el uso de una caja para elevar tu monitor. Veras la diferencia en tu cuerpo y energía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Gracias por suscribirse a nuestra lista de difusión, próximamente estará recibiendo actualizaciones de empleos, datos de salud e información sobre nuestros productos y servicios.