fbpx

¡El agua excelente lugar para hacer ejercicios!

Si te encuentras buscando una rutina de actividad física que te permita disfrutar de todos los beneficios del ejercicio, pero que sea de bajo impacto y al mismo tiempo divertida; los acuaeróbicos son para ti. Esta modalidad de los aeróbicos es altamente recomendada para las personas que necesitan ejercicios de bajo impacto ya que son sumamente benévolos con los músculos y prácticamente no tienen ningún efecto adverso en las articulaciones, por lo que las personas pueden practicarlo sin sentir dolor.

 

Consciente de los beneficios que ofrecen los acuaeróbicos a la salud, así como el impacto positivo en su calidad de vida, las personas que practican los acuaeróbicos se “deshacen” de gran parte de su peso corporal, ya que al estar sumergidos se reduce significativamente la presión que ejerce la fuerza de gravedad sobre su cuerpo. Esto significa que el esfuerzo que tienen que hacer durante la rutina de ejercicios es mínimo, comparado con los ejercicios aeróbicos que se realizan fuera del agua. Además, el agua evita el aumento elevado de la temperatura del cuerpo, lo que hace posible llevar a cabo la rutina sin que la persona se sienta notablemente cansada o pierda mucho líquido a través de la transpiración.

 

Además de ejercitar el sistema circulatorio y fortalecer los pulmones, los acuaeróbicos ayudan a tonificar el cuerpo. Durante los acuaeróbicos se realizan ejercicios como correr dentro del agua, patalear y hacer sentadillas sin que las rodillas sufran por el peso del cuerpo. Otro de sus beneficios, es que ayudan a tonificar los músculos con un mínimo de dolor por esfuerzo, teniendo como resultado un riesgo mínimo de lesiones o posibles daños a la columna vertebral, caderas, rodillas, tobillos u otras articulaciones.

 

A pesar de no sentir sudoración o un pulso cardíaco acelerado, los músculos de todo el cuerpo se tonifican efectivamente y los usuarios terminan las sesiones con más energía comparado con quienes practican otras disciplinas de ejercicios. De igual forma, aunque el nivel de pérdida de líquidos del cuerpo es mínimo, los acuaeróbicos ayudan a quemar grasas y calorías. Al mismo tiempo tiene un efecto relajante, ya que la presión que genera el agua sobre el cuerpo favorece la activación del sistema circulatorio, así como lo hace un suave masaje corporal.

 

La rutina de acuaeróbicos incluye una sesión de calentamiento termal, en la que el cuerpo se adapta a la temperatura del agua. Luego le sigue el acondicionamiento aeróbico mediante una variedad de ejercicios, e incluso puede incluir actividades con apoyo de materiales como pelotas o bandas elásticas, entre otros. La sesión termina con una serie de ejercicios de relajación y estiramiento para evitar posibles lesiones. Aquellos interesados en comenzar a practicar los acuaeróbicos, pero no saben nadar, no tienen nada de que preocuparse, ya que las rutinas para principiantes se practican en el área menos profunda de la piscina.

 

Anímese a practicar esta divertida disciplina y disfrute de múltiples beneficios para su salud y bienestar integral, tales como:

  • bajar de peso,
  • mejor calidad del sueño,
  • regulación de los niveles de grasa, colesterol, ácido
  • úrico, azúcar en la sangre,
  • buen funcionamiento del sistema inmunológico,
  • relajación,
  • socialización y diversión.

 

Los aquaeróbicos o gimnasia acuática puede ser realizado por personas de cualquier edad sin importar su estado físico. Es aconsejable que las personas interesadas realicen un examen médico antes de iniciar las clases para saber su condición e iniciar los ejercicios de acuerdo con su nivel. Son ejercicios buenos para personas con problemas de espalda por ser de poco impacto. También beneficia a personas con artritis, artrosis o problemas de coyunturas. Se pueden hacer al ritmo de música con movimientos lentos y armónicos. Y también puede ser de gran exigencia física. Todo se realiza de acuerdo con la condición física de cada persona.

 

Duración: 60 minutos repartidos de la siguiente manera:

  • 10 minutos de calentamiento
  • 25 minutos de trabajo cardiovascular
  • 15 minutos de tonificación
  • 10 minutos de enfriamiento y relajación

 

Las personas que están acostumbradas al ejercicio pueden hacer aquaeróbicos las veces que deseen. Las personas sedentarias pueden iniciar con 2 o 3 horas a la semana. Esto se debe a que el cuerpo no está acostumbrado al ejercicio y necesita acoplarse poco a poco. Si desean ver y sentir los resultados más rápido, entonces, es mejor hacerlo 3 veces por semana.

 

Es importante que antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios o actividad física, lo consulte con su médico y siga sus recomendaciones. De igual forma, aunque la pérdida de líquidos es casi nula al practicar los acuaeróbicos, asegúrese de mantenerse bien hidratado y de alimentarse adecuadamente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Gracias por suscribirse a nuestra lista de difusión, próximamente estará recibiendo actualizaciones de empleos, datos de salud e información sobre nuestros productos y servicios.