fbpx

La crianza de los hijos durante una pandemia: consejos para mantener la calma en el hogar

 La pandemia por COVID-19 nos ha obligado a tener otro estilo de vida y para los padres nos ha tocado reevaluar nuestras reglas y estilos de crianza. Actualmente podemos estar pasando mas tiempo con nuestros niños y adolescentes, por lo que seguramente hay momentos de irritabilidad, negociación y malentendidos, los cuales pueden afectar tanto a los adultos como a los menores. Es por lo que queremos ofrecer algunos consejos para mantener la calma en el hogar con nuestras nuevas realidades y responsabilidades. 

 

Comencemos con cómo afrontar los siguientes escenarios: 

  1. Cambio de rutinas por distanciamiento social, ya no llevamos a los menores a los centros de enseñanza o si lo hacemos hay otras reglas para seguir las medidas de seguridad y protección. Todo lugar tiene sus ajustes reglamentarios desde los físicos con ventanillas, filas con rótulos de distanciamiento, áreas de estar y áreas restringidas hasta prácticas para poder permanecer en el mismo; como uso de desinfectante antes de entrar, uso de mascarillas y hasta restricción de personas. Con estas nuevas reglas el consejo es dar el ejemplo, ser moderadores como adultos y seguir las mismas, evitar comentarios, evitar la evasión y explicar el porque es importante. 
  2. Evaluar nuestras visitas de rutina- la pandemia nos ha obligado a evaluar los lugares que visitamos y repensar si realmente a merita una visita. El distanciamiento nos limitó nuestra rutina de visitas y relaciones sociales como ir a la iglesia, prácticas de deportes en equipo, visitas a seres queridos como amigos y familia entre muchos otros. Por lo que lo más recomendado hacer es aprender y enseñar a discernir cuales encuentros presenciales son necesarios y cuáles pueden ser sustituidos por uno virtual. 
  3. Interrupción de la atención médica presencial– las visitas al pediatra, dentistas y otros profesionales de salud ahora pueden ser más retantes, dado a que la modalidad presencial debe ser programada con antelación para evaluar que amerita sin perder de perspectiva el seguimiento de la salud. Por ello se recomienda que la primera alternativa sea evaluar si tu proveedor de salud ofrece consultas virtuales, así evitas mayores riesgos de exposición ya que no tienes que salir del hogar. En cambio, si la alternativa de visita es presencial, debemos asegurar confirmar la cita, y conocer los protocolos de cada oficina o institución por COVID-19, solicita el tiempo aproximado de espera, para que vayas preparado con alternativas para entretener al menor y conocer si la visita tomara tu tiempo de alimentos para que vayas preparado evaluando alternativas disponibles cerca. 
  4. Omisión de eventos importantes– al inicio de pandemia nadie pensaba que una graduación, un cumpleaños, ir a la universidad, presenciar un nacimiento de un hijo o hermano, podían ser eventos que podías perder. Con el aislamiento, lamentablemente no se puso en pausa todos esos eventos de la vida, ya que el reloj sigue su curso. En la actualidad tenemos que aprender a lidiar con las alternativas diferentes y ajustarnos a la realidad temporal para cuidar de nuestra salud y la de nuestra familia. Sin embargo, muchos eventos significativos en la vida como los son bodas, bautizos, primer día de clases, graduaciones, funerales, entre otros, están ligados a sentimientos fuertes, los cuales pueden afectar nuestra capacidad de socializar y lidiar con procesos emocionales. Para todos estos eventos, es importante que se converse sobre los sentimientos que evocan el evento, como se sintió hacerlo diferente y como visualizaste que fuera, conversar sobre si fue frustrante, que te hizo sentir estar solo o simplemente no le dio la importancia merecida debido al COVID-19, todo ello es importante conocerlo. En ocasiones eventos de celebración y triunfo son los que podemos emular en forma diferente y podemos realmente sentirnos bien con la modificación realizada, pero los eventos importantes de la vida que provocan sentimientos negativos, como las perdidas, divorcios, accidentes; predomina la tristeza, ira y el coraje, los cuales son sentimientos más difíciles de superar sin el apoyo apropiado. El mejor consejo es dialogar sobre ello, encontrar el apoyo y conectar la emoción el dialogo para poder conversar sobre la emoción y cómo manejarla. Ante esto debemos aprender a observar conductas en nuestros niños y jóvenes, pues no siempre son sentimientos explícitos. Cuando solicites conversar sobre esas emociones, debes estar preparado para cualquier cosa, por lo que las reacciones deben ser una manera objetiva y exploratoria. Si identificas alguna conducta preocupante e inusual, busca ayuda, no minimices la situación o trates de negarla, hay veces que tratamos de manearlo por nuestra cuenta y nos agobiamos más. Recuerda como adultos también podemos necesitar ayuda para lidiar con esas emociones. Identifica un profesional de la salud mental que pueda ofrecer servicios cumplimiento con las medidas de seguridad y protección ante el COVID-19. 
  5. Perdida de seguridad– esta parte de la pandemia esta desde diferentes perspectivas, la inseguridad económica, por falta de empleo e ingresos, resultados de salud, logros académicos adversos, falta de alimentos, transporte o alojamiento inseguro, entre otros escenarios, en los que la seguridad tanto del menor como el adulto pueden verse impactadas. Estos eventos pueden provocar problemas sociales como violencia conyugal, de menores y viejos, abuso sexual entre otros. La seguridad de conservar situaciones con personas confiables fuera del núcleo de violencia puede ser más complicando en cada escenario. Por ello como adultos debemos reconocer si contamos con el potencial de liderar con la situación o buscar ayuda, procurar cultivar una relación de confianza, comunicación abierta y de respeto con los menores y miembros de la familia. Si alguna no es posible, pues debemos estar atentos a cambios en comportamientos como ansiedad, angustia, desesperación, irritabilidad, aislamiento o falta de conversación. En cada particularidad de eventos donde la seguridad sea perdida, se requiere buscar alternativas para recuperar la seguridad y estabilidad, no solo con la pandemia, sino también en la vida. 

La calma depende de nuestro manejo e intervenciones, hay que cultivarla a diario ya que es parte de las responsabilidades que se vinculan con los valores de nuestra familia. El ser tolerantes, obedientes, consistentes y cuidadosos, nos ayudara a protegernos para estar más saludables. El cuidado personal ayudará a que nuestros hijos y familia desarrollen el sentido de responsabilidad individual, a asumir la responsabilidad personal de protegerse y a su vez a largo plazo al cuidado común en sociedad.

 

Consejos generales en los que debemos promover que nuestros niños y jóvenes se concentren según el UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, por sus siglas en ingles): 

  1. Promueve el orden en el hogar, organiza el día con rutinas para no perder la noción del tiempo. 
  2. Ayuda a reconocer las emociones sin reprimirlas 
  3. Apoya el que se centren en ellos, a proteger su salud emocional o descubrir lo que les gusta y a tener más de una pasión por las cosas. 
  4. Fomenta las conexiones entre amigos, familiares, buscando formas con prácticas de distanciamiento físico. 
  5. Incita el aprendizaje mas allá de la academia, incluyendo vivencias y experiencias nuevas para distracción y diversión. 
  6. Promueve la amabilidad con ellos mismos y con los demás. 
  7. Cuida la salud física y emocional, escuchen música, hagan ejercicios, establezcan metas comunes como familia hacia algún propósito, desde un huerto hasta montar un rompecabezas. 
  8. Aprovecha oportunidades disponibles por la situación del COVID-19 y se parte de la solución con ideas familiares y comunitarias. 

Referencias:

Kit de recursos parentales acerca del COVID-19 – Adultez temprana. El bienestar social, emocional y mental de los adultos jóvenes durante el COVID-19. Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias (NCIRD), División de Enfermedades Virales (17 de septiembre de 2020) recuperado de https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/parental-resource-kit/young-adulthood.html el 13 de octubre de 2020. 

Salud mental de las y los adolescentes ante el COVID-19- Recomendaciones para una nueva normalidad. Unicef. Recuperado de; https://www.unicef.org/mexico/salud-mental-de-las-y-los-adolescentes-ante-el-covid-19 el 13 de octubre de 2020. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Gracias por suscribirse a nuestra lista de difusión, próximamente estará recibiendo actualizaciones de empleos, datos de salud e información sobre nuestros productos y servicios.