fbpx

Los beneficios de la miel en nuestra dieta

Los beneficios de la miel de abeja han sido conocidos y utilizados a lo largo del tiempo.  La miel constituye uno de los endulzantes naturales primarios más importantes, cuyos beneficios van desde un sabor agradable al paladar, hasta la posible prevención y tratamiento de enfermedades.

 

Cuando oímos hablar de miel, seguramente, lo primero que nos viene a la mente es asociarla con el catarro, con la tos o en una cucharadita para endulzar algún alimento. También es de esperar que la relacionáramos con azúcares libres, con aumento de glucosa en sangre y con alguna que otra crítica cuestionando sus beneficios.

 

El consumo de miel se remonta a 10.000 años a.c. Hipócrates, considerado el padre de la medicina, la usaba para sanar diversas afecciones en la piel; también la utilizaban los egipcios para curar heridas y quemaduras, entre otros.

 

Fuente natural de antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias naturales que impiden la formación de óxidos, lo que a su vez frena la descomposición celular. En este sentido, el consumo periódico de miel de abeja puede ser un complemento dietético importante en la prevención de enfermedades cardíacas, del sistema inmune y de procesos inflamatorios.

 

Endulzador primario

Antes de que se popularizara la extracción de azúcar de caña y de otras raíces, tubérculos y alimentos, la miel era el único endulzar primario natural. Debido a sus componentes, como los péptidos pequeños, los flavonoides y las enzimas, la miel sirve como endulzante, pero no sólo eso, es un agente protector que al mezclarse con otros alimentos, puede potenciar tanto el sabor como sus propiedades benéficas para la salud. En este mismo sentido, la miel de abeja sirve como un sustituto natural de la azúcar refinada.

 

Potencial hidratante

La alta concentración de humedad de la miel no solo influye en su viscosidad, peso, sabor y color, sino que puede ser fundamental para humectar distintas partes de nuestro cuerpo. Por lo mismo suele utilizarse como hidratante del cabello y cuero cabelludo. En esto es importante que la miel no se exponga a altas temperaturas, ya que sus propiedades pueden perderse.

 

Favorece la digestión

Al combinarse con otros productos naturales, como el jugo de limón o la canela, la miel puede favorecer la actividad del sistema digestivo. Esto quiere decir que ayuda a metabolizar los alimentos, previniendo o aliviando indigestiones estomacales. Así mismo se le ha atribuido aliviar síntomas de estreñimiento y sensación de pesadez después de comidas fuertes. Por lo mismo se le ha otorgado la propiedad de prevenir reflujo y ayudar a aliviar diarrea.

 

Alivia la tos y el dolor de garganta

Nuevamente al combinarse con otras sustancias como el jugo de lima o limón, la miel de abeja alivia el dolor de garganta, incluso en pequeñas dosis. Por las propiedades antibacterianas también podría ayudar a combatir algunas infecciones de este tipo. La miel de abeja es reconocida como un remedio natural para la tos (no obstante, se exhorta a no emplearla en niños menores de un año).

 

Actividad antiinflamatoria

La aplicación directa de la miel de abeja en músculos inflamados se ha utilizado como un potente antiinflamatorio, es decir, se le ha atribuido la propiedad de reducir hinchazones musculares. A su vez, esto alivia el dolor provocado por la misma inflamación.

 

Como puedes ver la miel natural es uno de los alimentos más puros, naturales y con mayor cantidad de beneficios sobre nuestra salud. Se recomienda de 1 a 2 cucharadas de miel al día sin que se tenga efectos secundarios, riesgos o consecuencias negativas para la salud.

Referencias:

Figueras, M. (s.f.). La miel: terapéutica y con propiedades nutricionales. Recuperado el 15 de septiembre de 2020 de https://fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2402-miel-terapeutica-propiedades-nutricionales.html

Sesmilo, G. y Lecegui, P. (Octubre, 2018). ¿Qué de bueno y malo hay en la miel? Recuperado el 15 de septiembre de 2020 de http://www.endocrino.cat/es/blog-endocrinologia.cfm/ID/10665/ESP/-de-bueno-y-malo-hay-miel-.htm

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Gracias por suscribirse a nuestra lista de difusión, próximamente estará recibiendo actualizaciones de empleos, datos de salud e información sobre nuestros productos y servicios.