Siéntete cerca de los tuyos aún estando lejos

Es inevitable, el aislamiento en domicilio por COVID-19 afecta a la cotidianidad, provoca cambios en la forma en la que estamos acostumbrados a vivir y en cómo entendemos la realidad. Encontrar hábitos que nos mantengan activos y nos reporten confort es básico para preservar nuestro bienestar en general.

 

Establecer rutinas, mantener la higiene, romper con el sedentarismo, llevar una dieta saludable, realizar actividad física… Y algo muy importante para no caer en el temido aislamiento social: Fomentar los vínculos sociales.

 

Mantenerte conectado con los tuyos te ayudará a afrontar la situación y mejorar tu salud emocional en estos momentos de asilamiento prolongado. Es clave mantener un contacto regular con tus familiares y amigos. Hablar con personas de confianza y poder compartir tus preocupaciones y sentimientos te hará sentir mucho mejor, sobre todo si vives solo/a. Tener contacto con las personas habituales, así como compañeros de trabajo, también te da un refuerzo para sentir que sigues conectado y amenizar la situación.

 

Te damos algunos consejos para que sigas conectado con las personas que te rodean y no los sientas tan lejos de ti:

 

1. Programa videollamadas

Queda con tus papás, hermanos, abuelos y familiares más cercanos para hacer videollamadas de forma regular, de la misma forma que estamos acostumbrados avernos. También con tu grupo de amigos. Comparte cómo te sientes, pregunta cómo se encuentran… No perder el contacto es fundamental para que la situación sea parecida a la rutina “normal” antes del aislamiento.

 

2. Envía afecto virtual

Lamentablemente no podemos dar besos y/o abrazos físicos a nuestros seres queridos, pero sí podemos enviarlos por voz, mensaje de texto o mediante vídeo. Enviar y recibir afecto virtual te reporta confort y te hará sentir un poco más cerca de los tuyos.

 

3. Graba un vídeo familiar

Recuerda a tus seres queridos cuánto les quieres. Graba un video explicándoles cómo te sientes y cuánto deseas volver a verlos. Si tienes pareja o hijos, pueden hacerlo juntos. Es una buena manera de animar a tu mamá o a los abuelos diciéndoles todas esas cosas que harán cuando el aislamiento termine. 

 

4. Planea rutinas de ejercicio on-line

Llevar una rutina de ejercicio te ayudará a sentirte mejor por dentro y por fuera. Gracias a la tecnología, estar aislado no es sinónimo de tener que entrenar sólo/a. Queda con tu mejor amigo/a para entrenar juntos, aunque cada uno en su vivienda, por ejemplo: pueden conectar mediante video-llamada. También puedes unirte a un canal de deporte en redes sociales, así como clases en directo que se emiten por las plataformas digitales.

 

5. Queda para tomar un aperitivo

De la misma manera que antes quedabas para “tomar algo”, ¿qué te impide hacerlo ahora? Queda con tus personas de confianza para hacer un aperitivo virtual. Es una buena manera de poneros al día a la vez que disfrutáis de un refresco.

 

6. Comparte tus hobbies

Conecta con aquellas personas con las que compartías tus hobbies antes del aislamiento. Pueden seguir haciendo las actividades que les gustan de forma virtual. También puedes unirte a comunidades o clases virtuales de pintura, diseño, decoración, cocina… ¡Sigue haciendo crecer tu talento!

 

7. Cocina su plato preferido

¿Recuerdas esa receta que tanto le gusta a tu mamá? Entra en la cocina y hazla. Luego comparte con ella ese momento, por ejemplo, enviándole una foto. Recuérdale que cuando termine el aislamiento, le cocinarás ese plato para almorzar con ella.

 

8. Comparte recuerdos

Busca fotografías de momentos especiales, así como celebraciones de cumpleaños, días de playa, excursiones, viajes… Compártelas con las personas que lo vivieron contigo y diles las ganas que tienes de volver a repetirlo. Incluso pueden empezar a organizar cuál será su próxima aventura.

 

9. Y algo muy importante… Regala y recibe ánimos

El aislamiento puede hacernos sentir solos, sin embargo, debemos recordarnos a nosotros mismos que no lo estamos. Intenta mantener los pensamientos positivos. Ayuda a tu alrededor enviándoles mensajes optimistas y motivadores, incluso puedes hacerlo por redes sociales en señal de apoyo. No olvides que la situación tiene fecha de caducidad, pasará y volveremos a repartir abrazos y vivir momentos únicos. ¡Díselo a los tuyos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo Electonico
Share on linkedin
LinkedIn

Gracias por suscribirse a nuestra lista de difusión, próximamente estará recibiendo actualizaciones de empleos, datos de salud e información sobre nuestros productos y servicios.